Entradas

Condenan a Delincuente Habitual que se Aprovechó de Las Deficiencias de la Ley

La Fiscal de Distrito del Condado de San Diego, Summer Stephan, anunció hoy que el acusado de 32 años de edad, Craig Blas, un delincuente reincidente, ha sido sentenciado a siete años de prisión luego de declararse culpable el 23 de mayo de varios cargos de delitos graves, incluida la posesión de fentanilo para la venta, con una acusación de estar armado personalmente con un arma de fuego; posesión de metanfetamina para la venta con la acusación de estar armado personalmente con un arma de fuego; posesión de un arma de fuego por parte del poseedor de una sustancia controlada; posesión de un arma de fuego por un delincuente; persona a la que se le prohíbe poseer municiones y resistir a un oficial.

En el período de dos años, Blas ha sido arrestado y puesto en libertad 12 veces por una variedad de conductas delictivas, incluida la posesión con la intención de vender fentanilo, posesión de un arma de fuego por un delincuente y evasión de un oficial con conducción temeraria.

Los cambios recientes en la ley, incluidas las Proposiciones 47 y 57, que redujeron ciertos crímenes de delitos graves a delitos menores y otorgaron mayores créditos de custodia y/o liberación anticipada por delitos no violentos, han dado como resultado que algunos acusados ​​cumplan menos tiempo bajo custodia de lo que habrían pasado. Además, el plan de fianzas de emergencia instituido durante la emergencia declarada por el estado por COVID-19, que fue diseñado para minimizar la cantidad de personas bajo custodia, tuvo el resultado similar de permitir que algunos delincuentes permanecieran fuera de custodia mientras sus casos esperaban la disposición final. El plan de fianzas de emergencia ya no está en vigor, lo que permite que los delincuentes habituales como Blas permanezcan bajo custodia.

“Se le acabó el tiempo a este delincuente habitual que se aprovechó de las leyes debilitadas y las órdenes de emergencia para continuar cometiendo delitos y dañando a su comunidad”, dijo la Fiscal de Distrito Summer Stephan. “Es por eso que está condenado por todos los cargos y el juez lo está sentenciando apropiadamente a prisión. Necesitamos continuar luchando contra las lagunas y las deficiencias en la ley que están siendo utilizadas por los reincidentes en su propio beneficio”.

El 7 de mayo, los agentes de la Policía de Escondido patrullaban un área de alta criminalidad cuando vieron a Craig Blas y reconocieron que tenía una orden de arresto activa. El acusado intentó huir de los oficiales, pero pudieron detenerlo mientras huía. Los oficiales encontraron un cargador de 9 mm que sobresalía de su bolsillo trasero, tres pastillas de fentanilo, un dispositivo de puntería óptica de punto rojo de pistola y $736 en efectivo. Los oficiales vieron al acusado arrojar un artículo en el asiento del conductor del automóvil con el que lo habían visto caminar. Al observar, descubrieron en el asiento del conductor una bolsa que va alrededor de la cintura, tipo cangurera, que contenía una pistola fantasma cargada, 36 gramos de metanfetamina y 235 pastillas de fentanilo M30. Un cargador de 9 mm cargado con ocho rondas de 9 mm estaba en el piso junto al arma. En la cajuela había parafernalia de drogas y otros 3.6 gramos de fentanilo.