Listado de la etiqueta: División de Delitos Económicos

Semana Internacional de Concientización Sobre el Fraude

La Fiscal de Distrito del Condado de San Diego, Summer Stephan, anima al público a denunciar sospechas de fraude esta semana durante la Semana Internacional de Concientización sobre el Fraude. El fraude de seguros es el segundo delito económico más grande en Estados Unidos y cuesta a los residentes de California alrededor de $15 mil millones al año. Para combatir este problema, la Fiscal de Distrito, junto con el Departamento de Seguros de California, está centrando la atención en este tema para minimizar el impacto del fraude mediante la promoción de la concientización y la educación contra el fraude.

En 2022, la División de Fraude de Seguros y Justicia en el Lugar de Trabajo de la Fiscalía de Distrito presentó cargos penales contra 202 acusados y obtuvo 171 condenas por diversos delitos de fraude de seguros. Como resultado de estas condenas, se ordenaron casi $30 millones en restitución para las víctimas, incluidos individuos, aseguradoras y agencias estatales.

“Cometer fraude es un delito financiero grave que afecta a las personas mayores, a los trabajadores, a los empleadores, así como a los propietarios de empresas y corporaciones”, dijo la Fiscal Stephan. “Cuando los precios de los seguros aumentan debido a actores sin escrúpulos y las empresas legítimas no pueden competir debido a empresas fraudulentas que violan la ley, o cuando los empleados quedan vulnerables sin los beneficios a los que tienen derecho, en última instancia, todos sienten el fraude de seguros”.

Si ve, escucha o sabe de una estafa de fraude de seguros que ocurre en su área, comuníquese con la Oficina de la Fiscalía de Distrito a través de la línea directa de Fraude de Seguros llamando al (800) 315-7672 o en sdconnect@sdcda.org, o comuníquese con el Departamento de Seguros de California llamando al (800) 927-4357. Para denunciar fraude relacionado con bienes raíces, puede comunicarse con la línea directa de Fraude Inmobiliario de la Fiscalía de Distrito al (619) 531-3552. Para denunciar cualquier otro tipo de fraude o actividad delictiva, comuníquese con su agencia policial local.

La División de Fraude de Seguros y Justicia en el Lugar de Trabajo se dedica a erradicar el fraude de seguros, ya sea que se relacione con compensación laboral, seguros de automóviles, seguros de vida o fraude en la industria de la salud. También procesa otros delitos descubiertos durante las investigaciones de fraude de seguros, incluido el robo de salarios, la evasión fiscal e incluso la trata de trabajadores.

La División de Fraude de Seguros y Justicia en el Lugar de Trabajo también realiza campañas de divulgación durante todo el año, incluso durante el mes de noviembre para coincidir con la Semana del Fraude. La campaña incluye anuncios publicitarios en medios digitales, impresos, radio, televisión, oficinas del DMV, paradas de transporte público, interiores de autobuses y tranvías, así como en vallas publicitarias para crear conciencia sobre el fraude de compensación laboral y el fraude de seguros de automóviles y cómo denunciarlo. Se adjuntan algunos ejemplos de la campaña de divulgación impresa.

Puede ver el anuncio de servicio público sobre fraude de compensación laboral aquí en inglés y español. El anuncio de servicio público sobre fraude en seguros de automóviles se puede ver aquí. Los fondos para esta campaña de divulgación provienen de programas de subvenciones antifraude administrados por el Departamento de Seguros de California.

La División de Delitos Económicos de la Fiscalía es responsable de procesar una amplia variedad de delitos, incluida la intrusión informática, el robo de identidad, las estafas de inversión, las malversaciones de fondos, los asuntos inmobiliarios, los productos falsificados, los delitos medioambientales y el robo de fondos de asistencia pública. La división también actúa para proteger a los consumidores y las empresas presentando con éxito numerosos casos civiles para prohibir prácticas comerciales desleales dentro del mercado.

Ejemplos de los tipos de delitos que procesa la División de Fraude de Seguros y Justicia en el Lugar de Trabajo son:

  • Fraude de proveedores de compensación laboral: cuando los proveedores médicos y legales, incluidos doctores, quiroprácticos y abogados, pagan o reciben sobornos por referencias, facturación por servicios no prestados o facturación excesiva por servicios prestados.
  • Fraude de primas de compensación para trabajadores: cuando una empresa tergiversa su verdadera nómina, el tipo de trabajo que realiza u oculta las lesiones de los empleados para pagar primas de compensación para trabajadores más bajas. Uno de los esquemas de fraude de primas más comunes ocurre cuando los empleadores pagan a los empleados en efectivo sin informar esa nómina en efectivo al Departamento de Desarrollo del Empleo y a su aseguradora. Esta actividad genera una pérdida de ingresos de $7 mil millones cada año y una evasión de aproximadamente $6.5 millones en impuestos sobre la nómina al año. Con frecuencia, los empleadores que cometen fraude de primas también participan en otros delitos, incluido el robo de salarios, la evasión de impuestos y la trata de personas y mano de obra.
  • Fraude del solicitante de compensación laboral: cuando los empleados fingen o exageran las lesiones laborales para cobrar los beneficios de compensación laboral, o cuando los empleadores hacen declaraciones falsas para negar beneficios a los trabajadores lesionados.
  • Empleadores sin seguro: todas las empresas en California deben tener un seguro de compensación laboral para cubrir a sus empleados en caso de una lesión en el lugar de trabajo. Estos casos son especialmente importantes porque si un empleado se lesiona en el trabajo y su empleador no tiene seguro de compensación laboral, es posible que el empleado no tenga recursos.
  • Fraude de seguro de automóvil: obtener fraudulentamente el pago de una póliza de seguro de automóvil basándose en información falsa, como daños inflados o falsos, colisiones simuladas, reclamaciones falsas de robo de vehículos e incendio provocado. Este fraude cuesta a los consumidores miles de millones de dólares cada año en forma de primas de seguro más altas.
  • Fraude por discapacidad y atención médica: esto involucra reclamos y pólizas médicas y de discapacidad fraudulentas, incluidos proveedores médicos que facturan de manera fraudulenta a las compañías de seguros o que desvían medicamentos para uso personal o venta. El fraude en la atención médica aumenta los costos médicos para todos.
  • Fraude de vida y anualidades: agentes de seguros de vida sin escrúpulos y otras personas que buscan robar los ahorros de las víctimas mediante abuso de poder notarial, fraude de valores y reclamaciones fraudulentas sobre pólizas legítimas. Estas estafas a menudo se dirigen a personas mayores y el impacto les cambia la vida, ya que las personas mayores no tienen el tiempo ni la oportunidad de recuperarse financieramente.
  • Violaciones de la justicia en el lugar de trabajo: hemos desarrollado un enfoque innovador para el procesamiento de robo de salarios, violaciones de salarios y horarios, abusos en las pausas para comer y descansar, prácticas comerciales desleales, evasión fiscal y tráfico laboral.

En 2022, la División de Delitos Económicos presentó cargos penales contra 177 acusados y obtuvo 228 condenas. Además, a partir de esas condenas, se ordenó a los acusados pagar más de $4.4 millones en restitución.

Esta división también emprendió acciones civiles contra varias empresas por competencia desleal o violaciones ambientales. En 2022, las Unidades de Protección al Consumidor y Protección Ambiental completaron más de una docena de importantes acciones de cumplimiento civil que resultaron en mandatos judiciales para detener las prácticas comerciales ilegales y alivio monetario a nivel estatal que incluyó millones de dólares en sanciones civiles, costos y restitución.

Algunos ejemplos de los tipos de casos que procesa la División de Delitos Económicos son los siguientes:

  • Fraude inmobiliario: este tipo de delito implica diversas transacciones y/o esquemas fraudulentos de bienes raíces, como la presentación de solicitudes de préstamos falsificadas; transferencias fraudulentas de títulos de propiedad inmueble; registro de documentos inmobiliarios fraudulentos; fraude en contratos de venta sobre el valor líquido de la vivienda; y fraude de consultores de ejecución hipotecaria.
  • Grupo de Trabajo de Alta Tecnología para Delitos Informáticos y Tecnológicos (CATCH, por sus siglas en inglés): esta unidad procesa a delincuentes de alta tecnología involucrados en delitos donde la tecnología es el principal instrumento del delito, o donde la tecnología es el objetivo del delito, como por ejemplo; robo facilitado por tecnología, robo de recursos tecnológicos, intrusiones en la red, acoso y acecho en línea, así como brindar asistencia técnica y de investigación a las agencias policiales locales con respecto a la ciencia forense digital.
  • Robo de identidad: estos delitos generalmente implican que los delincuentes adquieran piezas clave de la información de identificación de alguien para hacerse pasar por esa persona y cometer numerosas formas de fraude que incluyen hacerse cargo de las cuentas financieras de la víctima, abrir nuevas cuentas bancarias, comprar automóviles, solicitar préstamos, tarjetas de crédito y prestaciones de seguridad social, alquiler de apartamentos y establecimiento de servicios con compañías de servicios públicos y telefónicas.
  • Robo complejo: estos delitos comúnmente involucran malversación de fondos o estafas de inversión. La malversación es la apropiación fraudulenta de un bien por parte de una persona a quien se le ha confiado. En lugar de utilizar el sistema de nómina de la empresa o la cuenta corriente o de tarjeta de crédito para negocios legítimos de la empresa, el individuo utiliza estas cuentas para robar dirigiendo el dinero a sus propias cuentas o para pagar gastos personales. Los esquemas de hurto mayor adoptan muchas formas, pero incluyen estafas en las que el autor engaña a las personas sobre una oportunidad de inversión y, en cambio, utiliza el dinero para sustentar su estilo de vida.
  • Protección al Consumidor: estos casos generalmente involucran a una empresa o un individuo que se aprovecha de los consumidores. Estos casos pueden variar desde una empresa que no advierte a un consumidor que su tarjeta de crédito se facturará de forma continua, hasta una empresa que utiliza escáneres que cobran una cantidad superior al precio anunciado, a contratistas de construcción que operan sin licencia. Estos casos también incluyen otras prácticas comerciales desleales, como el etiquetado engañoso de los productos o la publicidad engañosa.
  • Protección ambiental: estos casos generalmente involucran a empresas que violan reglas relacionadas con el medio ambiente, como la eliminación de desechos peligrosos, las regulaciones sobre tanques de almacenamiento subterráneos y los estatutos de la ley de aire limpio.

“Si sabe que se está cometiendo un fraude, infórmelo porque es importante responsabilizar a quienes infringen la ley”, dijo la Fiscal Stephan.

Para obtener información y recursos sobre la Semana Internacional de Concientización sobre el Fraude, visite www.FraudWeek.com.

Dos Hombres Sentenciados Por Robo Comercial Organizado

La Fiscal de Distrito del Condado de San Diego, Summer Stephan, anunció hoy que dos hombres fueron sentenciados por una serie de delitos organizados de robo comercial en los que se atacaron varias tiendas Sunglass Hut, lo que resultó en una pérdida reportada de $238,847. Cientos de pares de lentes de sol fueron robados de nueve tiendas Sunglass Hut, algunas de las cuales fueron atacadas más de una vez. Los acusados también se dirigieron a otras tiendas de alta gama, robando más de $4,000 en zapatos de Nordstrom Rack, más de $7,000 en mercancía de Bloomingdales y más de $6,000 en chamarras de Burberry.

Ambos acusados, Ernesto Louis Cruz, de 27 años, y Jordan Guzmán López, de 27, quienes se declararon culpables de los cargos de robo y hurto mayor, fueron sentenciados a tres años y ocho meses en una prisión estatal.

“Este enjuiciamiento y sentencia de prisión deberían servir como una advertencia de que estamos responsabilizando a las bandas criminales organizadas de robo de tiendas minoristas por el daño a los minoristas, sus empleados y la comunidad, quienes a menudo están traumatizados por estos delitos”, dijo la Fiscal de Distrito Summer Stephan. “Desafortunadamente, este es otro ejemplo de robos de tipo ‘relámpago’ que han ido en aumento en los últimos cinco años. Las redes delictivas organizadas roban grandes cantidades de productos de empresas de todo tipo y tamaño con la intención de revenderlos, especialmente a través de mercados en línea no regulados. Un cambio reciente en la ley traerá una solución muy necesaria a las leyes estatales y federales obsoletas que permiten la venta no regulada de bienes robados en línea y brindan pocos recursos para detener a los infractores reincidentes”.

La Fiscal de Distrito Stephan ha adoptado una postura firme contra los ladrones minoristas organizados y continúa explorando formas adicionales de responsabilizar a estos delincuentes en medio de robos de alto perfil en todo California. Stephan participó en dos discusiones nacionales para diseñar estrategias para detener el crimen minorista organizado el año pasado: una mesa redonda con la Asociación de Líderes de la Industria Minorista y la Asociación Nacional de Fiscales de Distrito, y una mesa redonda virtual nacional con la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

A partir de 2019, con la aprobación de la Ley de Robo Organizado en Tiendas de California (PC 490.4), la Oficina de la Fiscalía de Distrito del Condado de San Diego comenzó una asociación con el equipo de investigadores especiales de Robo Organizado en Tiendas de la Patrulla de Caminos de California. Desde entonces, se han producido varios enjuiciamientos exitosos. Grupos de ladrones que llegaron a San Diego desde otras partes de California han sido procesados en un solo caso por todos los delitos que cometieron contra tiendas minoristas en todo el estado, lo que permite a los fiscales responsabilizar más a los acusados por la amplitud y la historia de sus delitos.

El Fiscal Auxiliar Steven Nguyen, de la División de Delitos Económicos de la Fiscalía, procesó este caso. La División de Delitos Económicos de la Fiscalía es responsable de enjuiciar una amplia variedad de irregularidades, incluido el fraude complejo, el robo minorista organizado, los delitos cibernéticos, el fraude inmobiliario, los delitos contra el consumidor y la protección del medio ambiente.