DA NewsCenter

San Diego County District Attorney

Pep Boys Pagará $3.7 Millones por Violaciones Ambientales

Monday, September 30, 2019
Spanish
 Pep Boys Pagará $3.7 Millones por Violaciones Ambientales

Durante más de tres años, las tiendas automotrices de Pep Boys en San Diego y en todo el estado arrojaron de manera rutinaria e ilegal fluidos automotrices, baterías, latas de aerosol, dispositivos electrónicos y otros desechos peligrosos regulados en contenedores destinados a vertederos municipales no autorizados para aceptar desechos peligrosos, se encontró tras una investigación encubierta. Durante el mismo período, desde abril de 2014 hasta noviembre de 2017, Pep Boys tampoco logró destruir los registros de los clientes, que contenían información confidencial, antes de tirar los documentos a la basura.

Como resultado de la investigación, The Pep Boys Manny Moe & Jack of California (Pep Boys) pagará $3.7 millones para resolver las acusaciones de que la compañía violó las leyes estatales que rigen los desechos peligrosos y los materiales peligrosos. La investigación fue dirigida por la Unidad de Protección Ambiental de la Oficina d la Fiscalía del Condado de San Diego, junto con investigadores de otras oficinas de fiscales de distrito y reguladores ambientales de todo el estado.

"Este acuerdo responsabiliza a Pep Boys por violar las leyes vigentes para proteger el medio ambiente y la privacidad de los consumidores", dijo la Fiscal de Distrito Summer Stephan. "Este tipo de investigaciones y acuerdos son un recordatorio para las corporaciones de que tienen la responsabilidad de ser un buen administrador de nuestro medio ambiente o enfrentar consecuencias".

El anuncio de hoy se realiza en conjunto con múltiples oficinas de fiscales de distrito en todo el estado, incluidos los condados de Alameda, Kern, Orange, San Bernardino, San Joaquin, San Mateo, Ventura y Yolo.

Pep Boys es un minorista y distribuidor de servicios automotrices de repuestos, accesorios y aditivos para motores en Norte América. En California posee u opera aproximadamente 151 establecimientos minoristas y un centro de distribución. Hay 14 instalaciones de Pep Boys en el condado de San Diego.

Durante la investigación, los investigadores y los reguladores ambientales llevaron a cabo una serie de inspecciones encubiertas de contenedores de basura que se originaron en 19 instalaciones separadas de Pep Boys. Estas inspecciones encontraron numerosos casos de eliminación ilegal de desechos peligrosos y violaciones de las leyes que protegen la información confidencial del consumidor.

Cuando los fiscales notificaron a los funcionarios de Pep Boys sobre las disposiciones ilegales, cooperaron plenamente y respondieron rápidamente al mejorar las políticas y los procedimientos de la compañía para detener la eliminación inadecuada de productos con desechos peligrosos en California y proteger la información confidencial de los clientes. Las tiendas deben gestionar adecuadamente los desechos peligrosos y retenerlos en contenedores segregados y etiquetados para minimizar el riesgo de exposición a empleados y clientes y para garantizar que los desechos incompatibles no se combinen para causar reacciones químicas peligrosas. Los desechos peligrosos producidos por las tiendas de California Pep Boys a través de daños, derrames y devoluciones están siendo recolectados por transportistas registrados por el estado, llevados a instalaciones de eliminación adecuadas y debidamente documentados y contabilizados.

El acuerdo requiere un pago monetario de $3.7 millones, que consiste en $1.82 millones para multas civiles, $260,000 para proyectos ambientales complementarios y $425,000 para reembolsar los costos de investigación y cumplimiento. Del total, la Oficina de la Fiscalía del Condado de San Diego recibirá $168,000 y el Departamento de Salud Ambiental del Condado de San Diego recibirá $21,000. Pep Boys obtiene un crédito de $1.2 millones contra las sanciones si realiza al menos $2.4 millones en trabajos de mejora ambiental no requeridos por la ley. Además, el acuerdo incluye disposiciones que requieren que Pep Boys se someta a una auditoría de receptáculo de basura para garantizar que los desechos peligrosos y la información confidencial del consumidor se eliminen adecuadamente en todas las instalaciones. La compañía también debe cumplir con 23 requisitos cautelares para cumplir con la protección del medio ambiente y las leyes confidenciales de protección de la información del consumidor.

Back to Top